La mejor oferta actualmente en hosting con dominio

HOSTING + DOMINIO = 1€/MES

Instalación de WordPress con un clic
Ancho de banda ilimitado
100GB de almacenamiento
Correo profesional
Dominio gratis

VER OFERTA DE HOSTING + DOMINIO

Hostings y dominios

Oferta dominio hosting
La mejor oferta para crear tu web con dominio y hosting

Internet es una herramienta que actualmente damos por sentado, ya que la utilizamos a diario y no solamente estando en casa, sino más aún estando fuera gracias a dispositivos móviles inteligentes y siempre conectados como teléfonos, tabletas, laptops y otros terminales, los cuales nos ayudan en varios aspectos de nuestro vida como el laboral, familiar, social y recreativo.

No obstante, a menudo se olvida que el internet en realidad es una red física que necesita una estructura para funcionar, así como un correcto direccionamiento y nombrado que le permite a las páginas web en las que se basa trabajar de un modo concreto, haciendo posible mostrar la información en los dispositivos conectados, ya sea que estén utilizando sitios web o apps.

Es decir, todo el ciberespacio está basado en páginas web de las cuales se alimentan aplicaciones y servicios de todo tipo, las cuales necesitan una serie de herramientas para funcionar que involucran los términos de hostings y dominios, pudiéndose tratar por separado pero que juntos tienen mucha más fuerza, ya que se relacionan de manera muy profunda.

A continuación vamos a hablar de hostings y dominios primero en lo que respecta a conceptos separados, propósito o razón de ser y sus tipos y características para luego establecer su relación, siendo la base misma del funcionamiento del internet y las páginas web, ya que ningún sitio en línea pudiera funcionar si no se basa en hosting y si no tiene un dominio apropiado.

Luego, se abordará la relación hosting-dominio de manera conjunta como un solo término, su importancia, el porqué de la misma y como se contratan dichos servicios y se hace su renovación, en lo que respecta a la creación de un sitio web y que sea posible su visibilidad en motores de búsqueda.

¿De qué se trata el término hosting?

En detalle, hosting es un término en inglés que se traduce al español como alojamiento, siendo literal en lo que respecta a su función en páginas web e internet. Y es que, el hosting o alojamiento web es el que permite a un sitio alojar sus recursos y servicios para funcionar en línea, siendo el soporte físico de la misma y sin el cual no pudiera estar en servicio o ser encontrada por los usuarios.

Por ejemplo, las páginas web, aplicaciones y otros servicios necesitan imágenes, videos, animaciones, direcciones de email e incluso software que se ejecuta cuando los usuarios visitan e sitio, por lo que dichos recursos deben estar almacenados y listos para ser tomados a la hora de ser requeridos, haciendo la petición directa el navegador web a través del dominio y URL.

En general, el hosting es el servicio que le permite a internet funcionar de la manera como lo hace, siendo su soporte o estructura física donde se alojan todos los servicios, protocolos, herramientas y tecnologías que permiten que cada plataforma conectada reciba y envíe datos, se comunique, identifique, codifique y decodifique información, entre otras tantas funciones para mostrar un resultado.

Asimismo, dicho soporte físico no son más que millones y millones de servidores alrededor del mundo que funcionan como dispositivos especializados, los cuales en su interior poseen el hardware y el software para llevar a cabo las tareas anteriormente descritas, requiriendo de manera obvia un gran poder de cómputo y trabajo permanente para mantener activos los servicios.

Tipos de hosting

Ya que el hosting es un tema que abarca todo internet, en cuanto a los tipos hay muchos una gran variedad disponible e incluso se dividen en relación a su uso y nicho específico. Por ejemplo, se encuentran los tipos de hosting relacionados a alojamiento web, así como el alojamiento de archivos personal y empresarial ofrecido por los gigantes de internet como Google, a través de su servicio de correo electrónico.

Sin embargo, vamos a concentrarnos en los tipos de hosting que se enfocan en el alojamiento web, siendo una de las funciones principales e imperativas del mismo como servicio en línea, teniendo cada tipo o clase sus propias características, cualidades técnicas, limitaciones y costos, pudiendo ser gratuito o requerir una inversión de cientos o miles de dólares anualmente.

Cabe destacar, cada tipo de alojamiento web provee características y limitaciones de acuerdo a un presupuesto y a un tipo de usuario o cliente específico, pudiendo ser una clase de hosting aceptable de acuerdo a sus necesidades y otra completamente contraria en relación al mismo parámetro.

  • Alojamiento web gratuito: el hosting web gratuito es un tipo de alojamiento que no tiene costo, por lo tanto tiene limitaciones en cuanto a software y uso de hardware que tiene que ver con el CPU, uso de memoria RAM y otros recursos como correos, tráfico y espacio en disco para ocupar el sitio.

Usualmente, el alojamiento gratuito también agrega publicidad para poder ser monetizado, la cual se mostrará en el sitio así no se haya incluido de primera mano. En cuanto a uso, el hosting sin costo se recomienda a pequeñas empresas y particulares, aunque siempre se recomienda invertir en tipos de alojamiento de pago.

  • Alojamiento compartido: como su nombre lo indica, el hosting compartido permite dividir los recursos de hardware del servidor como CPU, memoria, disco y otros entre las páginas web que actúan como clientes. Por lo tanto, el alojamiento compartido también ofrece recursos limitados pero funcionales a un muy bajo costo.

En lo que respecta a usuarios, el alojamiento compartido se recomienda a pequeñas y medianas empresas, ya que dicho servicio es funcional y provee los recursos suficientes para alojar las páginas web de los clientes.

  • Alojamiento virtual o servidores VPS: el hosting virtual o basado en servidores VPS es un tipo de alojamiento similar al compartido, con la diferencia que el mismo funciona bajo máquinas o servidores virtuales a los cuales se les asigna su cantidad de recursos de hardware y software específica, sin que interfieran entre sí los establecidos para cada cliente.

Actualmente, el alojamiento virtual es uno de los más usados por su gran relación calidad-precio, siendo perfecto para pequeñas y medianas empresas que quieren un funcionamiento óptimo para sus sitios web.

  • Servidores dedicados: el alojamiento dedicado es sin duda alguna el mejor en cuanto a funcionamiento, ya que involucra un servidor y todos sus recursos de CPU, memoria, disco y software a un solo o pocos sitios web, haciéndolos muy responsivos y funcionales.

En contraparte, el hosting dedicado puede resultar muy costoso al requerir el uso completo de un servidor para pocos sitios, siendo máquinas que tienen precios altos por los componentes de alto rendimiento que integran.

  • Alojamiento basado en nube o cloud: el alojamiento web basado en la nube se considera actualmente innovador, siendo un tipo de servicio que permite cobrar justo los recursos que utilizará el sitio web en un momento determinado.

Por ejemplo, se cobra el uso de núcleos de procesador y frecuencia, tráfico, velocidad de transferencia, espacio en disco, RAM y programas y plataformas a requerir, todo por uso. Así, el alojamiento basado en nube es recomendable para páginas de uso irregular o de las cuales sus dueños quieren contar con buenos recursos en caso de necesitarlos.

  • Alojamiento de tipo Housing: el alojamiento conocido como Housing es aquel donde una compañía le ofrece un servicio de conexión y software a un servidor ya adquirido por la empresa, negocio o persona dueña del sitio.

De este modo, el cliente pone a trabajar su servidor de manera correcta y en un lugar adecuado para ello desde el punto de vista técnico y funcional, incluso desde el punto de vista de almacenamiento, ya que los servidores deben guardarse en lugares con refrigeración para evitar sobrecalentamiento.

Ahora, pasemos a abordar en detalle el tema de los dominios, también en lo que respecta a concepto, función y tipos para luego establecer su estrecha relación con el hosting y su propósito conjunto.

¿Qué son los dominios?

En lo que respecta a dominios y su función web, los mismos se podrían definir como aquellos nombres únicos que identifican a un sitio o página web en línea, los cuales no se pueden repetir y quedan registrados una vez se asignan.

Teniendo una función de nombre importante que le permite a las personas y también servicios buscar y conectarse a sitios web, los dominios también tienen una función de simplificación de las IP o protocolos de internet, los cuales son series numéricas largas y complicadas de memorizar, pero que se facilitan cuando se traducen a términos alfanuméricos como nombres o dominios.

De la misma manera, el uso de dominios permite que servicios de red puedan cambiar su región geográfica, así como también ampliar el número de sitios posibles al permitir que una sola IP aloje varios nombres. Cabe destacar, los dominios cumplen sus funciones a través de un sistema global descentralizado conocido como Sistema de Nombres de Dominio o DNS por sus siglas en ingles.

Tipos de dominio

Si bien los tipos de dominio son más sencillos de abordar en comparación a las clases distintas de hosting, también se hace valioso destacarlos, siendo:

  • Dominio de Nivel Superior o TLD: los Dominios de Nivel Superior son los que indican a que organización o espacio gráfico pertenece una página web específica, siendo el que se encuentra más a la derecha.

Existen al mismo tiempo dos tipos de TLD: ccTLD y gTLD, siendo el primero el que describe dominios geográficos como por ejemplo .CO, el cual indica Colombia como ubicación. En cuanto al segundo tipo de dominio de nivel superior, el gTLD identifica si el sitio se basa en una organización como .ORG, .COM, .NET, entre otros, los cuales tienen distintas funciones.

Hostings y dominios: dos términos en uno

De acuerdo a lo explicado anteriormente, mostrando la importancia y función del hosting como herramienta que permite alojar los recursos utilizados por una página web para funcionar correctamente, así como el dominio y su propósito de hacer sencillo para las personas, protocolos y redes ubicar los sitios, ambos términos tienen una importancia e influencia relacionada.

Y es que, para que un sitio web funcione necesita ser alojado en un servidor obligatoriamente, así como también tener un dominio único con el cual identificarse, el cual también debe ser alojado en el mismo sitio que la página que nombra, teniendo que ser correctamente registrado.

Por esa relación intrínseca que tiene el dominio y el alojamiento web como un solo término debido a su relación de funcionamiento, muchas páginas que ofrecen el alojamiento web ofrecen ambas características que incluyen tanto el dominio como el hosting en un solo paquete, los cuales se pagan mensual o anualmente y de acuerdo al precio disfrutan de distintos recursos.

Cómo se contrata o renueva un servicio de alojamiento y dominio

Si se busca contratar un servicio para darle alojamiento y dominio a una página web, muchos sitios en línea ofrecen paquetes que incluyen distintas ventajas, precios y modos de pago. Usualmente, cada proveedor de servicio permite asegurarse si un dominio está en uso o no, para luego registrarlo con su TLD pertinente (el cual de acuerdo al que se elija puede aumentar el precio).

Como paso siguiente luego de escoger y registrar el dominio único, lo que sigue es escoger el tipo de alojamiento que tendrá el sitio y de los cuales hay varios para elegir; planes VPS, dedicado, SSD o almacenamiento en discos de estado sólido, Linux y CMS son los más comunes. Por supuesto, la mejor elección está muy relacionada al tipo de necesidades que tenga la página y proyecciones futuras.

Por ejemplo, la página web Godaddy ofrece un servicio de dominio y hosting que incluye: uso de disco SSD, almacenamiento de 40 GB, 500 Gb en transferencia de datos, 5 dominios, programación en PHP y JavaScript, base de datos SQL, certificado SSL, emails ilimitados, software como WordPress y Joomla, protección contra ataques DDOS y otros servicios, solamente por 13 dólares al mes.

En caso de renovación, la misma se puede programar de manera automática o realizarse manualmente al vencerse el plazo del plan de pago. Aunque, la mayoría de proveedores de servicio diseñan planes con grandes descuentos que pueden cubrir varios años.

Te dejamos como conclusión la mejor oferta hoy en día de hosting y dominio de la mano de Godaddy. Un precio insuperable de 1€ al mes que te permitirá tener tu web con alojamiento profesional y dominio personalizado todo en uno:

VER OFERTA DE HOSTING + DOMINIO